El abuelo de Colón que se hizo viral está en Asunción para cumplir el sueño de su vida

En el diccionario de Omar, la palabra “viral” es probable que devuelva una acepción distinta a la que se impone en estos tiempos. También es posible que nunca en su vida se hubiera imaginado ser el protagonista de un documental o posar para cámaras fotográficas. Sólo quería ir a ver a Colón​. Y así arrancó…

El abuelo de Colón que se hizo viral está en Asunción para cumplir el sueño de su vida

En el diccionario de Omar, la palabra “viral” es probable que devuelva una acepción distinta a la que se impone en estos tiempos. También es posible que nunca en su vida se hubiera imaginado ser el protagonista de un documental o posar para cámaras fotográficas. Sólo quería ir a ver a Colón. Y así arrancó esta historia.

Gobernador Crespo es un pueblo de 7.500 habitantes ubicado a 150 kilómetros de la capital santafesina. Ahí vivió siempre Omar. Y ahí se tomó el colectivo que 42 horas más tarde llegó a Belo Horizonte. El penal del Pulga y las manos de Burián fueron el regalo perfecto de su cumpleaños 78. “Mi esposa me pagó el viaje, sabía que lo que yo más quería era estar ahí viendo a Colón, que el cumpleaños lo podíamos festejar en otro momento. Y así fue, una alegría inmensa”, recuerda el abuelo que se hizo famoso por su festejo en el Mineirao.

Mirá también

Cuando llegó a Gobernador Crespo, con el pasaje a la final de la Sudamericana en el bolsillo, su rostro ya había sido visto por cientos de miles de personas a través del mensaje que subió su nieta María Florencia a las redes sociales. Sí, Omar Daniel Sanvido, 78 años, productor agropecuario, era viral. Pasó a ser “el abuelo de Colón”, pasó a ser el famoso del pueblo, pasó a ser el ejemplo icónico de lo que puede significar el primer título en la vida de un club.

La imagen de Omar que se viralizó en las redes sociales. (@mflorrsalas)

El primer gran equipo que aparece en la cabeza de Omar es el que ascendió en 1965. “En ese momento se jugaba sólo los domingos, entonces era más fácil todo, no como ahora que toca un partido un lunes, un martes. Yo iba solo en el colectivo y me llevaba una radio para escuchar los comentarios del partido en el regreso al pueblo”, le cuenta a Clarín.

Después llegó el tiempo de viajar en “una Renoleta 58” y llegar sobre la hora. Su ídolo es el Bichi Fuertes, aunque el recuerdo más fresco trae a la mesa al Totono Grisales, a Saralegui, a Giovanni Hernández, tantas de esas figuras que en los últimos tiempos generaron la ilusión de un título que se iba diluyendo.

Ahora Omar está acá en Asunción, a la espera de que el sueño sea realidad. El viaje a la final se concretó gracias a Plus ART, sponsor oficial de Colón. La empresa entendió que Omar tenía que estar acá y decidió invitarles a él y a su esposa Dora el traslado, la estadía y un palco en la Olla para que puedan ver la final cómodos. Por las dudas, Marcelo Estigarribia, volante sabalero que será titular en la final, ya le había propuesto a Omar prestarle un departamento que tiene en su ciudad natal.

“La gente me saluda por la calle -suelta con vergüenza-. Yo no estoy acostumbrado a esto. Cuando llegué al pueblo todo era una locura, después me llevaron a conocer al plantel, me regalaron la camiseta, estuve en el micro con los jugadores, en el vestuario… Me dicen que soy el abuelo más famoso, me piden fotos. Es algo que nunca me hubiera imaginado”.

Omar, con el cartel de la final de la Copa Sudamericana de fondo en las calles de Asunción. (Foto: Franco Perego. Plus ART)

No quiere pensar en la que ocurrirá este sábado en la Olla. Sólo quería estar. Y acá está. Aunque ya le avisó al Pulga Rodríguez que si ocurre eso que todos sueñan le devolverá al plantel su regalo y será en forma de asado de cuero en Gobernador Crespo.

Asunción. Enviado especial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *