Hay una constante entre los hinchas sabaleros que ya pisaron Asunción. Todos hablan, además de la final, del intenso calor que hace en Paraguay. Y eso que son santafesinos, donde las temperaturas suelen asustar a cualquiera.

Por eso, el tema del clima se charló con los jugadores: se preveía que podían hacer hasta 40 grados durante el sábado a la tarde, para el partido contra Independiente del Valle en La Nueva Olla.

Pero el servicio meteorológico informó que hará entre 23 y 34 grados, pero habrá una variante poco esperada: a la hora que comience el partido, habrá 51% de posibilidad de precipitaciones, un 51% de humedad y 33 grados.

La lluvia será, sin dudas, un factor determinante de la final. Tendrán que preverlo el cuerpo técnico y los jugadores si no desean que las inclemencias del tiempo le jueguen una mala pasada.