No quieren que Granata ocupe su banca de Diputada Provincial

Por Darío Schueri desde Santa Fe Capital Un escándalo surgido en la farándula y los tribunales porteños podría llegar hasta la Comisión de Poderes de la Cámara de Diputados, si prosperase el intento de Rachel Holway, fundadora de Alerta Vida ONG y asesora de la familia del Boca desde el 2004 al 2009, contra la…

No quieren que Granata ocupe su banca de Diputada Provincial

Por Darío Schueri desde Santa Fe Capital

Un escándalo surgido en la farándula y los tribunales porteños podría llegar hasta la Comisión de Poderes de la Cámara de Diputados, si prosperase el intento de Rachel Holway, fundadora de Alerta Vida ONG y asesora de la familia del Boca desde el 2004 al 2009, contra la diputada electa Amalia Granata, a quien acusa del aberrante delito de pedofilia ocurrido en el año 2004, motivo por el cual pediría que no se apruebe su diploma para asumir en el cargo.

Holway adujo que Anna Chiara del Boca, la hija de la actriz de telenovelas Andrea, estaría a punto de llevar a la Justicia a su padre Ricardo Biasotti por abuso sexual, involucrando a quien en su momento fuera pareja de Biasotti, la periodista y diputada electa Amalia Granata con quien, según Rachel Holway, cometían actos deleznables con la por entonces (años 2004-2005) pequeña Anna Chiara, tales como introducirse en la cama desnudos para ver películas pornográficas.

Un twiter de Holway con tremenda acusación hacia Amalia Granata fue publicado el domingo previo a la entrega de diplomas a las autoridades electas, motivo por el cual Granata partió inmediatamente después del acto para radicar una declaración testimonial ante una fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires, mediante la cual se manifestó “damnificada” por la “Sra María Raquel Holway, quien la involucró como “autora de distintas maniobras ilícitas”. 

Granata expuso en la fiscalía, que Holway en declaraciones al Canal 9 de Buenos Aires señaló que se había comunicado “con el Fiscal Federal Electoral Nacional para hacer la denuncia, instando a todos los partidos políticos a impugnar e impedir la asunción de la banca de la deponente” (o sea ella, Amalia Granata). Un párrafo al pie: efectivamente Holway hizo tales declaraciones, pero en las mismas se refiere a Granata como “diputada nacional” motivo por el cual, quizás, dirigió su denuncia ante el Fiscal Federal Nacional en lugar de hacerla ante la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, toda vez que Amalia Granata es diputada provincial electa santafesina.

De esta manera, y reservándose el derecho de iniciar las acciones legales correspondientes, Amalia Granata dejó sentado en la Fiscalía porteña “el profundo pesar que le causan las manifestaciones públicamente vertidas por Holway, a tenor de la gravedad de los hechos que le atribuye, los cuales afecta directamente su imagen y honor”.

Granata: “nos atacan por defender la vida”

Amalia Granata aclaró que “ni falta que diga que la acusación es falsa”, tras lo cual se asombró de que “nunca me han acusado de algo tan grave”, atribuyéndolo a una “operación de los fanáticos e intolerantes, que no aceptan la idea de que alguien como yo, o miles de santafesinos que nos votaron, o millones de argentinos, pensemos diferente y tengamos participación en la política”.

“No es casual que quien me acusa (Rachel Holdway) sea fundamentalista pañuelo verde, descarga Granata, y es la misma mujer que hizo la misma denuncia en diferentes oportunidades contra otras personas, para perseguir ideológicamente, acusando de pedofilia a María Eugenia Vidal, Mauricio Macri e incluso al fallecido Fiscal Nisman”.

Granata señala que Holdway “reconoce que me acusa solo por el hecho de defender la vida. Y que la pedofilia es algo exclusivo de quienes defienden la vida”; disparando que “son intolerantes ,violentos, mafiosos, repugnantes. Como no logran convencer con las palabras y las propuestas, lo único que les queda es la violencia, la difamación y la amenaza”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *