El fenómeno de las series que no tienen fecha de vencimiento

La TV del pasado no se diluye: las series clásicas no se irán jamás. Habrá cada vez más estrenos en cable y en las flamantes plataformas de Disney y Apple, que buscan atenuar el poder del menú a la carta de Netflix y el prestigio de HBO, pero la feroz disputa televisiva también se libra…

El fenómeno de las series que no tienen fecha de vencimiento

La TV del pasado no se diluye: las series clásicas no se irán jamás. Habrá cada vez más estrenos en cable y en las flamantes plataformas de Disney y Apple, que buscan atenuar el poder del menú a la carta de Netflix y el prestigio de HBO, pero la feroz disputa televisiva también se libra con las series de más de diez años que siguen vigentes. Las que ya finalizaron y están disponibles on-line, y las que ofrecen temporadas nuevas. No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca, jamás, se perdió en la televisión.

Los recientes homenajes y celebraciones por los 25 años de Friends son un gran disparador para recordar cuántas ficciones mayores a una década continúan marcando el pulso de la cultura popular actual. Incluso entre los públicos más jóvenes. ¿Ejemplos? Desde ya, Los Simpson, que se estrenó hace treinta años y lleva, ya, 31 temporadas.

Otras con más de diez años son franquicias de policiales procedimentales como Crime Scene Investigation (CSI) y Naval Criminal Investigative Service (NCIS). De hecho, CSI Miami genera maratones por la señal TNT Series, y NCIS Los Ángeles y NCIS New Orleans garantizan rating constante por A&E.

Mirá también

Es más: la 17a temporada de la original NCIS llegará el 13 de noviembre, a las 23, por AXN. Y esta misma señal repetirá, todo el mes, distintos episodios de otra serie inagotable: Criminal Minds. En sintonía no se debe soslayar la persistencia, en las grillas del cable, del policial Law & Order, estrenado originalmente en 1999. O de sus sucesoras Law & Order Special Victims Unit (UVE), por la señal Universal, y Law & Order Criminal Intent (C.I.), por TNT Series. A la vez se pueden ver por FOX Life: alcanza con hojear la revista del cable día tras día.

Es cierto que las policiales de procedimiento requieren una repetición de esquemas y estructuras que no las elevan (al menos a los ojos de la crítica y de los premios famosos) al podio prestigioso de las “series clásicas”. ¿O lo son en términos de permanencia? Entonces, en esta era dorada de las series, que podría mutar una vez más si la futura plataforma Disney+ hace temblar el fervor cultural de Netflix, ¿qué series siguen siendo vistas como clásicas?

Mirá también

Desde ya está más vigente que nunca Breaking Bad. El último episodio de su quinta temporada se vio en 2013, pero el 11 de octubre pasado se estrenó por Netflix el filme El camino, sobre la vida de Jesse Pinkman (Aaron Paul), tras haber escapado, con ayuda de Walter White, de los neonazis que lo obligaban a producir metanfetamina. Si valió la pena estirar la saga, o no, es una duda (moral o narrativa) que sirve para redimensionar el brillo renovado de la vieja Breaking Bad.

Y el repaso por series con más de diez años con incansable influencia podría seguir: Doctor Who, Lost, The Big Bang Theory y hasta The X-Files. El sábado 2, una triste noticia marcó otra doble vigencia: “Hallaron muerto a Brian Tarantina, actor de Los Soprano y de Gilmore Girls”.

Aquí, un panorama de seis ficciones clásicas (unas terminadas y otras activas) para ver sin nostalgia, a la carta, vía streaming y On demand.

1) Los Soprano

Seis temporadas disponibles en Flow y en Canal 1 HD de Cablevisión. También en HBO GO

“Los personajes de Gary Cooper o Marlon Brando no se angustiaban ni iban al analista. Eran hombres de acción y hablaban poco. Esos eran los verdaderos héroes norteamericanos”, añora Tony Soprano (James Gandolfini) ante su psiquiatra Jennifer Melfi (Lorraine Bracco). Pero el capo mafioso de New Jersey necesita tomar antidepresivos: más que a la muerte y a las traiciones, teme perder a su familia y lo angustia su lazo neurótico con su mamá.

James Gandolfini y Edie Falco, pareja emblemática de la ficción.

El antihéroe que definió el productor y guionista David Chase, no sin sarcasmo contra los huecos en el Sueño Americano, marcó entre 1999 y 2007 un hito en el inicio de “la era dorada de las series”, que trascendió por su falta de cinismo. La moral de sus personajes siempre evolucionó, o empeoró, a la par de una sociedad en crisis.

Las seis temporadas de Los Soprano están disponibles en Flow.

2) Mad Men

Siete temporadas disponibles en Netflix, en Flow y en Canal 1 HD de Cablevisión

“Mad Men”, un clásico que navega a dos aguas: Netflix y Flow.

“Toda buena publicidad es un engaño bien contado”, enseñó el seductor, fumador y bebedor Don Draper (Jon Hamm), en la primera temporada, de 2007. Con un triste paso por la Guerra de Corea, ya en plenos años ’60 construyó su propio mito como sagaz creativo publicitario, superando a colegas y enemigos en varias agencias de la Avenida Madison, de New York.

El título Mad Men los expone en sus ambiciones y en su machismo: su traducción literal es “hombres locos”. ¿Cómo hizo la serie, finalizada en 2015, para perdurar en esta época de revolución feminista? Gracias a las mujeres empoderadas que, en la trama, no se conformaron con ser usadas como secretarias, mucamas o amantes. Entre ellas, la pionera Peggy Olson (Elizabeth Moss), quien mejor supo balancear el ego de Don Draper.

3) Grey’s Anatomy

15 temporadas disponibles en Netflix

La 14a se emite también los lunes, de 10 a 13.50, por Canal Sony. “Nada a lo que aferrarse”. Así se titula el primer episodio de la futura 16a temporada del drama de la Dra. Meredith Grey y sus colegas en el Grey Sloan Memorial Hospital, de Seattle. Se estrenó en septiembre en los Estados Unidos, llegará aquí en enero, y refleja bien el secreto atemporal de la saga de cirujanos concebida por Shonda Rhimes.

Ellen Pompeo, la actriz que se consagró como la doctora Meredith Grey.

A través del cerebro de Grey (Ellen Pompeo) se eligió cuestionar el statu quo y la burocracia hospitalaria, al límite de lo considerado legal. Supo reinventarse con cada nuevo aire de época, hasta denunció abusos intrahospitalarios, y generó un quiebre de pensamiento en la representación de mujeres profesionales en la TV, hasta hoy. ¿Volverá algún día Sandra Oh (Killing Eve) en su celebrado rol de la Dra. Cristina Yang?

4) Comisario Montalbano

El 34º episodio de su 13a temporada estrena el domingo 24 a las 20. Y el viernes 29 a las 11, las temporadas 11, 12 y 13 estarán disponibles en Flow y en Canal 1 HD de Cablevisión

Luca Zingaretti, la otra cara del Comisario Montalbano.

A los 93, el narrador Andrea Camilleri dejó de respirar el 17 de julio, pero su alma detectivesca logró un rostro eterno en TV: el actor Luca Zingaretti. Hace veinte años que encarna a Salvo Montalbano, el inspector calvo, brusco y franco que expandió globalmente el modo de ser siciliano, lejos de los clichés hollywoodenses a mano. En su futuro nuevo episodio, Una historia del ’43, Montalbano va a desarmar el nudo que une a un diario hallado en una demolición con el pasado de tres ancianos en tiempos del delirio fascista y un disparador humeante: el asesinato de un empresario local. Aunque la magia de Montalbano no se debe explicar. Basta con disfrutar el dulce picante que esta clásica ficción de la RAI le sigue poniendo a las deprimentes noches de los domingos.

5) Gilmore Girls

Siete temporadas + una miniserie, disponibles en Netflix

“Gilmore Girls”, o el vínculo madre e hija abordado con todos los matices.

“Es una serie para chicas. No todos los varones tienen la sensibilidad para verla”, se lee en un grupo de Facebook que coloca a Gilmore Girls en el podio. ¿Cuál? El de las ficciones pioneras del 2000, que enlazaron los conflictos y arriesgadas empatías de madres e hijas, lejos de la condescendencia masculina: la treintañera Lorelai Gilmore (Lauren Graham) y su hija adolescente Rory (Alexis Bledel).

“Gilmore Girls” dio para serie y miniserie. Una lupa sobre los lazos familiares, con la relación madre/hija a la cabeza.

Quizá por su ojo de avanzada para combinar drama y humor -con constantes guiños pop- llegó a su máxima popularidad en 2005, dos años antes de su fin. Pero en 2016 regresó con la miniserie Gilmore Girls: un nuevo año, que repasó el destino de ambas y sirvió de puente a nuevas ficciones con mirada de género. Su creadora, Amy Sherman-Palladino, es la misma de The Marvelous Mrs. Maisel.

6) Band of Brothers y The Pacific

Disponibles en Flow y en Canal 1 HD de Cablevisión. También en HBO GO

En un lapso de nueve años, Steven Spielberg y Tom Hanks convirtieron en épica de miniseries los desgarros de una división de paracaidistas y otra de marines en la Segunda Guerra Mundial. En 2001, Band of Brothers encaró el frente francés, belga y alemán (cada vez más cerca del bunker de Hitler). Y, en 2010, The Pacific orientó las muertes, los traumas y la sangre al frente marítimo contra Japón.

Tiempos de guerra, con los relatos de “Band of Brothers”.

Siempre desde el punto de vista de los Estados Unidos, ambas miniseries multimillonarias (realizadas como si fueran filmes de varios episodios) se conectan entre sí con diversos puntos de vista, arrebatos de depresión, estrés y ataques de pánico al compás de los tiros cruzados. Más allá de algunos deslices históricos, marcaron una ambición técnica rastreable, incluso, en Game of Thrones.

“Band of Brothers”, con emisiónmultipantalla: HBO Go y Flow.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *