Ejes y prioridades de Chale al frente de Producción: ¿Qué rol el dará al sector privado?

El radical Sebastián Chale se apresta a vestirse nuevamente de Secretario de la Producción de Rosario. En esta oportunidad, y tras haber sido concejal de la ciudad, formará parte del Gabinete del intendente electo Pablo Javkin. Instituciones productivas de Rosario ya han celebrado su nombramiento por considerarla una “persona idónea” para liderar esta área. Papá de…

Ejes y prioridades de Chale al frente de Producción: ¿Qué rol el dará al sector privado?

El radical Sebastián Chale se apresta a vestirse nuevamente de Secretario de la Producción de Rosario. En esta oportunidad, y tras haber sido concejal de la ciudad, formará parte del Gabinete del intendente electo Pablo Javkin. Instituciones productivas de Rosario ya han celebrado su nombramiento por considerarla una “persona idónea” para liderar esta área. Papá de Santiago y Juan Ignacio, compañero de Delfina, Licenciado en Ciencia Política y Docente de la UNR, tal como se define, Chale dialogó con ON24 sobre sus principales ejes y prioridades de gestión.

¿Cómo se gestó tu nombramiento al frente de Producción?

Lo veníamos conversando con Pablo (Javkin) desde hace algún tiempo… una vez que terminaron las elecciones y él empezó el armado del gabinete. No es que me haya sorprendido en el último tiempo, pero no dejo de sentirme muy honrado por la convocatoria porque es un desafío muy lindo.

¿Qué relación tenés con los nuevos dirigentes de las instituciones productivas de la ciudad?


En general, tengo una relación muy buena con las instituciones; fue parte del aprendizaje que tuve en los primeros años que estuve en la Secretaría: uno de los conceptos centrales fue tener siempre buena articulación con el sector privado y todo lo que se pueda gestionar en alianza tiene el doble de valor. Y esa va a ser una de las premisas de la gestión en esta etapa. Vamos a trabajar en proyectos concretos, no solamente en planificación y diagnóstico, sino también en la ejecución de políticas públicas en conjunto con el sector privado. Le vamos a poner mucha energía a eso. No queremos perder de vista esto de gestionar con las instituciones de la ciudad.




¿Va a ser una impronta más pragmática?

Sí. Pasamos de la instancia de pedirle y demandarle al sector público a gestionar con él. A mí me interesa mucho eso. No me quiero quedar solo en recibir la demanda de un grupo empresario o un sector, sino gestionarlo en conjunto. Todos vamos a poner algo, porque el Municipio es un actor más en temas de desarrollo de la ciudad, donde en algunos casos puede liderar, pero en otros puede acompañar iniciativas de otros.




La asociación público-privada va a tener un rol preponderante durante tu gestión…

Así es, porque además lo impone el contexto. Hay muchas cosas que el sector privado hace muy bien y que nosotros debemos apuntalar, y en otras, no queda mayor alternativa que las lidere el Municipio. En muchos temas, pensamos que haya un liderazgo fuerte de algunas de las instituciones o empresas mismas con capacidad de llevar adelante un proyecto. Hoy estamos con un margen financiero escaso y necesitamos encontrar la vuelta para no acudir siempre al financiamiento municipal.




¿Cuáles son las prioridades para encarar esta articulación?

Una es el suelo industrial y el desarrollo de alternativas de inversión con opciones atractivas. Hay que profundizar esa relación…




…¿Cómo sería?

Hay distintas alternativas porque nosotros ya tenemos varios parques privados y también estuvo el anteproyecto del parque público que no avanzó demasiado. Hay que volver a poner todo arriba de la mesa y generar incluso un marco normativo más ordenado y algunas herramientas de gestión más concretas. A mí no me inquieta tanto quién tiene la propiedad de la tierra, sino tener buenas alternativas, a un precio razonable y que la ciudad sea tentadora para recuperar la inversión y el empleo en el mediano plazo. Donde sí va a aparecer fuerte el sector público es en la generación de infraestructura, porque tenemos la capacidad de sentarnos con Provincia y Nación para tener los proyectos al día.




¿Otra de las prioridades cuál va a ser?

La generación de empresas de triple impacto, con alto potencial científico y tecnológico. Ése va a ser un eje fundamental. Y los vehículos que estamos pensando son de incubación pero también la coinversión con el privado. Estamos avanzando en la conformación de equipos, pero sobre todo en un buen ecosistema de emprendedores, que sea soporte y donde instituciones, universidades y organizaciones hagamos sinergia y pongamos a Rosario en un lugar relevante. Tenemos que pensar en grande para sectores como fintech o agtech; Rosario tiene que ser líder nacional y capital de emprendimientos de este tipo.

¿En qué incentivos para el sector privado se puede pensar para fomentar estos proyectos?


Hay dos elementos importantes que, como la macroeconomía no vino bien en el último tiempo, pasaron inadvertidos, que son la Ley de Emprendedores, de 2016, y la Ley de la Industria del Conocimiento, que es más reciente. Y la verdad que ambas conjugan una buena cantidad de incentivos. Y si a su vez la ciudad tiene que pensar algún incentivo extra, lo vamos a evaluar con la responsabilidad de saber que las finanzas municipales están muy delicadas. Pero lo principal acá es la alta calificación de nuestros recursos humanos y la disponibilidad de una buena red de empresas tecnológicas. Vamos a atravesar un primer año de mucha complejidad, pero eso no implica quedarse quieto, vamos a hacer jugar a todos los otros elementos de competitividad para que la ciudad sea líder.




¿Y un tercer eje de trabajo?

El empleo, porque necesitamos trabajar en la población joven en situación de vulnerabilidad y en los jóvenes que transitan o egresan de su formación terciaria con sistemas mucho más ágiles y efectivos de promoción del empleo. El empleo joven va a ser una prioridad nuestra. Ahí vamos a necesitar instrumentos provinciales y nacionales, pero la clave va a ser la capacidad de gestión local. Y yo confío en que podamos revertir los números que hoy son muy malos en la ciudad.




¿Ya tenés una idea del presupuesto con que vas a contar y cuánto vas a tener que gestionar con Provincia y Nación?

El presupuesto se va a empezar a diseñar en los próximos días. De todos modos, en un contexto de inflación y restricción financiera, los presupuestos públicos son instrumentos relativos para la gestión, honestamente. Estoy pensando en un gobierno de mucha austeridad y sobre todo de mucha creatividad para generar acciones junto al sector privado para que podamos financiar colectivamente, porque es saludable que así sea. De Nación y Provincia vamos a esperar que se oficialicen los nuevos gabinetes para tener gestiones abiertas con ellos, porque es un momento de muchos acuerdos. Queremos presentarles proyectos, no solo quedarnos en el reclamo a ellos.

¿Financiamiento internacional?


Ahí estamos sujetos a lo que ocurra a nivel nacional, pero vamos a trabajar mucho con el área de Relaciones Internacionales para la búsqueda de financiamiento internacional. Todo lo que sea financiamiento promocional para infraestructura, vivienda, urbanización, empleo y emprendedorismo, bienvenido.




¿Hay alguna zona que te interese potenciar particularmente?

A nivel industrial, tenemos un gran desafío hacia el sudoeste y oeste de la ciudad. Avenida Uriburu, Ovidio Lagos y lo que rodea Circunvalación, en ese cuadrante, tenemos que consolidarlo con servicios, infraestructura y desarrollo.

¿Tenés pensado reflotar el proyecto de cochetas subterráneas para el Mercado del Patio?


Honestamente, el contexto no hace posible pensar que se puedan rescatar en el corto plazo los viejos proyectos de las cocheras subterráneas. Hoy no forman parte de la agenda prioritaria, porque es muy difícil pensar en una ecuación de negocios que pueda resolver el financiamiento. No abandonamos la idea, pero la posibilidad hoy está un poco lejos.




Por último, ¿qué proyecto sería conveniente para los predios recuperados de la zona franca?

Nos imaginamos que en el corto plazo tenemos que hacer un estudio del suelo, ver las condiciones de los galpones y el muelle, y empezar a costear el trabajo que haya que hacer de base, mientras se piensa un uso concreto. En el corto plazo, lo más realista sería abrir al espacio público cuando eso sea seguro. Seguramente, habrá algunas instancias de debate sobre el uso más apropiado del predio.

REDACCIÓN ON24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *