Piden que aparten al jefe de la Policía de La Rioja por violencia de género contra su ex pareja

El jefe de la Policía de La Rioja, Marcelino Elizondo, fue denunciado por su ex pareja por violencia de género. La mujer también lo acusa de “coacción”, porque, según declaró, cuando fue a la comisaría a hacer la denuncia, dos comisarios intentaron convencerla “para que no la hiciera”.Eso fue en abril. Como el hombre violó varias…

Piden que aparten al jefe de la Policía de La Rioja por violencia de género contra su ex pareja

El jefe de la Policía de La Rioja, Marcelino Elizondo, fue denunciado por su ex pareja por violencia de género. La mujer también lo acusa de “coacción”, porque, según declaró, cuando fue a la comisaría a hacer la denuncia, dos comisarios intentaron convencerla “para que no la hiciera”.

Eso fue en abril. Como el hombre violó varias veces la perimetral, ahora presentó una medida cautelar para que se lo aparte de la fuerza. También le pide a la Justicia que le quiten el arma reglamentaria.

Newsletters Clarín

Uno por uno, los Especiales Clarín de la semana | Producciones periodísticas de calidad sobre temas sorprendentes y de amplio interés social.

Todos los sábados

Recibir newsletter

En el Juzgado de Violencia de Género N° 1, a cargo de la juez Gabriela Asís, la causa contra Elizondo está caratulada como “lesiones leves calificadas por el vínculo y coacción en concurso real”.

Marcelino Elizondo . Jefe de la Policía de La Rioja

Según consta en el expediente judicial al que tuvo acceso Clarín, la violencia de género tuvo lugar durante una discusión entre Elizondo y su ex en el interior de un auto. “Él me gritaba ‘bajate’, estiró la mano, abrió la puerta de mi lado y me empujó para que caiga. Yo caigo de costado, entre el cordón de la vereda y el vehículo, como pude me levanté, me dejó tirada y salió en el auto con la puerta abierta para escaparse”, se lee del testimonio de ella.

Mirá también

La mujer fue auxiliada por quienes pasaban ocasionalmente por esa calle del centro de la ciudad riojana. Tras frenar un patrullero, los policías le dijeron que realice la denuncia en la Comisaría Primera. Pero, según el relato de la mujer, la hicieron esperar y dos comisarios intentaron desestimar su intención de denunciarlo

“Sacó un papel en blanco y empezó a escribir y yo le dije que no tenía validez y me levanté y me fui”, describe, respecto al primer comisario que la recibió.

Marcelino Elizondo. Jefe de la Policía de La Rioja.

Finalmente, la denuncia se radicó en la Unidad Fiscal de Violencia de Género. De ahí paso al Juzgado y la jueza en ese entonces dictó la restricción de acercamiento.

El 26 de septiembre, la mujer presentó una nueva denuncia en la Unidad de Violencia por “reiterada violación a la orden de restricción“. esa fue la tercera que hizo porque Elizondo violó la perimetral. También quedaron asentado las amenazas sobre los hijos de ella, mediante redes sociales.

Mirá también

La abogada de la ex pareja del jefe de la Policía de La Rioja, Marianella Flores Diaz, explicó a Clarín que mediante cautelar pidió a la Justicia que ordene “las medidas preventivas urgentes, de acuerdo a la ley 26.485 de protección integral, para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”. También dejó asentado que se debe garantizar “el normal desarrollo de la investigación y los elementos probatorios de la causa”. Eso, según Flores Díaz, es incompatible con que Elizondo siga en su cargo mientras dure el proceso. “El secuestro del arma y el apartamiento debía haber ocurrido el mismo 6 de mayo”, aseguró.

La abogada propuso que sea “la Policía Federal y/o Gendarmería la que intervenga en la custodia de la víctima”. Además, solicita que, ante el incumpliendo de la orden de restricción -que fue dictada en el 6 de mayo- “se proceda a ordenar la inmediata detención del Marcelino Elizondo”, de acuerdo a lo establecido en el Código Penal, por el delito de desobediencia a la autoridad.

El detalle de esas “medidas preventivas urgentes”, como se titula en el expediente policial, la querella solicitó “Prohibir al presunto agresor la compra y tenencia de armas y ordenar el secuestro de las que estuvieren en su posesión”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *