El resultado de las PASO produjo una corrida cambiaria apenas reabrieron los mercados, el lunes. La abultada derrota de Mauricio Macri repercutió en los mercados y el dólar se disparó hasta los $ 60. Por eso, algunos supermercados comenzaron a tomar medidas por miedo a la falta de reposición de los productos.

El mayorista Yaguar avisó que “como consecuencia de las restricciones en la entrega por parte de nuestros proveedores, ocasionando ello problemas de desabastecimiento de mercadería” decidieron “limitar la compra por cliente a 1 (un) solo bulto”.

Hay otros productos que se venderán hasta que se acabe el stock en el local de Blas Parera al 5800. Luego no serán repuestos, según dicen desde esa empresa.

En otros locales, ya empezó la remarcación de precios: desde el 10% y podrían llegar hasta el 30$.

En los minoristas todavía aseguran que no tienen problemas de reposición por el momento, pero no saben cómo continuará la situación si la volatilidad en la moneda continúa.