Entre los puntos de alertas resaltan que la banda de seguridad está laminada y es brillosa pero sin holograma. El número que debería ser tornasolado verde y azul, es sólo verde. El color original de los detalles es anaranjado mientras que en los falsos, se acerca más al rojo. El sello de agua se ve a simple vista y no sólo a trasluz como debe ocurrir.

“No pasó sólo una vez, está lleno” sostuvo uno de los comerciantes damnificados. El propietario de una veterinaria ubicada en Av. Aristóbulo del Valle al 9600 señaló que es cotidiana la presencia de ejemplares falsos. “Tenemos que estar muy atentos porque los mezclan cuando te pagan con varios billetes y en el trajín diario por ahí se te pasa” añadió.

Hasta el momento, desde el Ministerio de Seguridad aseguran no haber recibido denuncias al respecto. Sin embargo, se detectó la presencia de ejemplares de $ 1000 falsos en locales de la peatonal, Aristóbulo del Valle y comercios barriales.