Los contadores se encuentran revolucionados a lo largo de todo el país por los plazos impuestos por AFIP para la entrega de las Declaraciones Juradas de sus clientes. Por este motivo los profesionales inciaron una gran campaña a fines de ser escuchados por las autoridades y obtener una respuesta positiva que permita modificar las fechas previstas.

Desde las diferentes provincias argentinas se enviaron notas dirigidas al titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Leandro Cuccioli, y al Subsecretario de Política Tributaria en Ingresos Públicos del Ministerio de Hacienda de la Nación, Juan Mariscal.

Las solicitudes elevadas por los contadores exigen un plazo de vencimiento unificado al 31 de julio del corriente año para las próximas presentaciones de las declaraciones juradas del Impuesto Cedular, a las Ganancias -Personas Humanas- y Bienes Personales.

Además los profesionales explicaron que los nuevos sistemas para realizar registros digitales no funcionan de manera optima, por lo que deben enfrentarse constantemente con problemas operativos que dificultan su realización de manera eficaz.

A través de reuniones y diferentes redes sociales los contadores se mantienen unidos bajo un mismo reclamo y pretenden dar a conocer a todas las personas la situación que atraviesan.