La noche en la que Gardel tuvo perfume de mujer

Las mujeres y su reclamo de igualdad y libertad, se hicieron oír en la premiación de los Gardel en la ciudad de Mendoza. Arrasaron con la mayoría de los premios y se quedaron con el de Oro, que fue para la rockera Marilina Bertoldi. Fue la segunda mujer, después de Mercedes Sosa, en ganar la…

La noche en la que Gardel tuvo perfume de mujer

Las mujeres y su reclamo de igualdad y libertad, se hicieron oír en la premiación de los Gardel en la ciudad de Mendoza. Arrasaron con la mayoría de los premios y se quedaron con el de Oro, que fue para la rockera Marilina Bertoldi.

Fue la segunda mujer, después de Mercedes Sosa, en ganar la estatuilla dorada. “Ahora lo ganó una lesbiana”, dijo la santafesina, que lo celebró por ser “una artista nueva”. “Me lo merezco”, le confío a Clarín y pidió para el colectivo de mujeres: “Dennos estos lugares que vamos a cambiar la música”.

La impronta femenina acaparó todo el show. Desde el pedido de “aborto, libre y gratuito”, en la voz de Lali Esposíto, al lenguaje inclusivo de Elena Roger, al mencionar a “les nominades” a “Mejor banda de jazz”, que resultó ser la agrupación Escalandrum, con la que compartió el escenario.

Lali pidió por el “aborto libre y gratuito”. Es “un derecho, una cuestión de libertad y de que no mueran más mujeres”, completó.

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Volvieron a escena Roger, Ligia Piro, Silvina Moreno y Sol Pereyra, con un tributo a mujeres íconos del rock; y flotó en el aire, el pedido de Bertoldi por “más escenarios y una ley de cupos para las mujeres”. Eso y mucho más, fue copado por mujeres referentes de la música argentina.

Los premios Gardel pasaron por Mendoza, en una ceremonia maratónica. El show arrancó con la alfombra roja a las 18, luego el primer tramo de la ceremonia con la conducción del mendocino Luis Serrano y Gabriela Radice. A las 22, con un ritmo vertiginoso comenzó la transmisión en vivo por TNT, con la conducción de Iván de Pineda.

Silvina Moreno, Ligia Piro, Elena Roger y Sol Pereyra homenajearon a las grandes mujeres de la música argentina.

Más que nunca Mendoza es Gardel”, dijo Guillermo Castellani, presidente de CAPIF, quien agradeció al gobernador de la provincia y al intendente de la ciudad de Mendoza. “Podemos decir que, ahora más que nunca, los premios son federales”, afirmó. Y en especial, agradeció a la comunidad artística por el “talento de cada día” y por aceptar la logística de moverse hasta la tierra del vino.

Mirá también

Unas 1.800 personas, entusiastas, alentaron a sus artistas favoritas: Lali, Abel Pintos y Paulo Londra fueron los más ovacionados. Se lució la orquesta formada por el ensamble de músicos mendocinos provenientes de distintos grupos de cámara, dirigidos por Popi Spatocco.

El secretario de Cultura de Mendoza, Diego Gareca, dedicó el reconocimiento de CAPIF a todos los que hicieron posible tener en estos desiertos los mejores vinos del país y homenajeó a la música cuyana en la figura del poeta Armando Tejada Gómez.

“Me emocionaron. Fue como un abrazo hermoso. Muchas gracias CAPIF, este premio me hizo recordar el camino transcurrido con sus luces y sus sombras. Seguir andando tras las mismas convicciones”, agradeció Teresa Parodi, el premio a la Trayectoria. Y se lo dedicó a su compañera de vida Alicia, a sus hijos y nietos, y al movimiento de mujeres que “está revolucionando el mundo”. Cerró con un guiño al kirchnerismo: “los abrazo sinceramente con el corazón”, dijo.

“Fue un abrazo hermoso”, agradeció Teresa Parodi el homenaje que le tributó CAPIF, y lo dedicó a las “mujeres guerreras”.

Mirá también

Benito Cerati se sumó a la impronta cultural de este tiempo y pidió: “Basta de femenino y masculino”, en las postulaciones, cuando entregó al mejor álbum artista masculino a Pintos. Sobre el final, cuatro mujeres poderosas, se llevaron la ovación: Angela Torres, Miss Bolivia, Virgina Inoccenti y la brasileña Anitta. Ya nadie dudaba, la noche era de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *