En Santa Fe, el socialismo ubicó a 145 familiares con sueldos superiores a los 65 mil pesos

El socialismo argentino, de Alfredo Palacios, Juan B. Justo y Alicia Moreau de Justo en adelante, ha sido siempre muy cuidadoso en sus formas. Sin embargo, poco tiene que ver con el marxismo, la lucha de clases o un programa revolucionario. 

Siempre se trató de un socialismo “burgués”, ferviente partidario del “librecambio” que, a su juicio, incrementaría la capacidad de compra de los salarios, aunque eso fuera en contra de toda posibilidad de desarrollo industrial y, con ello, de formación de una clase obrera combativa.

Es que el socialismo argentino siempre fue un partido dirigido por las clases medias y altas, un socialismo “utópico”, europeizante, que imaginaba a la Argentina como una provincia agraria de la Europa industrial. Por eso siempre fue colonialista. Por esa razón Palacios se convirtió, en 1902, en el primer diputado socialista de América Latina, con los votos del mitrismo. Por esa razón formó parte de la Unión Democrática, con conservadores, radicales y liberales en contra del peronismo, y participó de la revolución autodenominada “libertadora”. Por esta razón, también, contribuyó con muchos de sus cuadros a nutrir las administraciones de las sucesivas dictaduras que se instalaron en nuestro país a partir de 1930. 

Siempre cuidadosos mentores del discurso institucionalista y republicanos, los socialistas manifestaron gran habilidad en contradecir sus discursos progresistas con sus acciones conservadoras o reaccionarias. Y, en la actualidad, eso no parece haber cambiado sustancialmente en la provincia que han gobernado con exclusividad en los últimos años. 

Subido a la onda de la transparencia y la participación que enamora a las clases medias, el gobierno socialista de Santa Fe habilitó hace tiempo un sitio web que se llama, justamente, “Tansparencia”, donde teóricamente se exponde a la mirada pública la nómina de funcionarios y las cuestiones que aquejan a la ciudadanía santafesina. 

Lo primero que llama la atención es la manera de “socializar” la provincia a través de la generación de cargos públicos, ya que Santa Fe cuenta con catorce ministerios y dos secretarías, algo que contrasta con el resto de las provincias e incluso del estado nacional. Sí, lector, leyó bien: catorce Ministerios y dos secretarías. Un verdadero festival del empleo público. 

Este ataque a los contribuyentes es la consecuencia de las alianzas con otras fuerzas políticas, en especial la UCR, que ha celebrado el socialismo santafesino para mantenerse en el poder. Multiplicación exponencial de los cargos para pagar favores. 

Pero, si esto ha llamado la atención de los lectores, hay una noticia que la página oculta y que muestra a las claras cómo el gobierno de Santa Fe ha decidido “socializar” la provincia empezando por las familias de los propios funcionarios y ex funcionarios de primera línea.

Véase sino el siguiente listado de familiares beneficiados con cargos públicos en los diversos ministerios, cuyos sueldos están, en su mayoría, por encima de los 65 mil mensuales.

24 miembros de la familia Miguel Lifschitz.
19 miembros de la familia Antonio Bonfatti.
21 miembros de la familia Mónica Fein.
13 miembros de la familia Maximiliano Pullaro.
16 miembros de la familia Rubén Galassi.
9 miembros de la familia Pablo Javkin.
14 miembros de la familia Raúl Lamberto.
12 miembros de la familia Pablo Farias.
17 miembros de la familia Hermes Binner.

Tal como puede apreciarse, el socialismo santafesino ha construido una gran familia que vive en la abundancia a costa de los contribuyentes de la provincia. Como en la vieja tira de los Campanelli, el gobernador Miguel Lifschitz deba pronunciar en el brindis dominguero de cada semana: ¡Lo primero es la familia!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *